CTE Ventanas de Madera

 

EL CTE

El 26 de marzo de 2006 se aprobó esta normativa, estableciendo los requisitos mínimos de calidad que deben cumplir los edificios. Marcando también procedimientos para acreditar el cumplimiento de estas exigencias básicas.

El CTE se ordena en dos partes, la primera donde se definen las disposiciones y condiciones generales de aplicación del código y la segunda donde se indican las exigencias básicas. Estas exigencias están agrupadas en los siguientes grupos:

  1. Documentos de seguridad: Estructural (DB-SE), Incendios (DB-SI), y Uso (DB-SU).
  2. Documentos de habitabilidad: Ahorro de Energía (DB-HE), Protección frente al ruido (DB-HR) y Salubridad (DB-HS).

Además el CTE es un "código por prestaciones", semejante a los adoptados por otros países de la UE, con lo que se potencia la investigación en nuevos sistemas constructivos y se facilita la actualización del código siguiendo las mejoras técnicas y las demandas de la sociedad.

El CTE esta suponiendo un cambio muy importante en el sector de la construcción, tanto por el endurecimiento de los requisitos mínimos de calidad como por el enfoque por prestaciones y no por soluciones constructivas. También hay un cambio en el enfoque general de la construcción hacia sistemas más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

LAS VENTANAS DE MADERA Y CTE

Las ventanas están principalmente afectadas por los documentos de habitabilidad, y el aumento de los requisitos de calidad favorece especialmente a las ventanas de madera por tratarse de un material natural y con altas prestaciones de aislamiento.

  1. Ahorro Energético: Las ventanas de madera tienen un alto aislamiento térmico gracias a las características naturales del material.
  2. Protección frente al ruido: Las ventanas de madera CANOMAR tienen una baja permeabildiad al aire y por tanto un elevado aislamiento acústico. Además la madera disminuye las reverberaciones, mejorando el confort acústico de los recintos
  3. Protección al medio ambiente: La madera es un recurso SOSTENIBLE, RECICLABE y NO TOXICO, un producto ecológico con un coste energético muy bajo en su producción.
  4. Bajo mantenimiento: Los barnices al agua de exterior que utiliza CANOMAR reducen el mantenimiento al mínimo, y además lo hacen muy sencillo.
  5. Ventilación: Las ventanas CANOMAR cuentan con sistemas de aireación adecuados al CTE.
  6. Certificado por AENOR : Las ventanas de CANOMAR están certificadas lo que garantiza la calidad y homogeneidad de las características del producto.