Barniz al Agua

El proceso de barniz al agua produce una película plena, asegurando una resistencia alta al agua, al vapor, a los rayos ultravioleta y al envejecimiento. Con una alta capacidad de baño que permite de mejorar la definición del poro en las maderas latifolias y de reducir la inflamación de la fibra en las maderas coníferas. La transparencia al momento de la película de barniz permite ver el color de la madera.

Muchas son las ventajas del barniz al agua, no produce emisiones nocivas ni olores desagradables, muy fácil de aplicar, y con él se obtienen unos resultados estéticos de calidad, aportando una gran resistencia al acabado.

Con el barniz al agua, se reducen los disolventes orgánicos volátiles, y se coopera con la eliminación y reducción al mínimo de todos los factores que puedan afectar seriamente la salud de las personas y provocar daños irreversibles al medio ambiente.

 

El barniz al agua para exteriores, contiene pigmentos y filtros UV que protegen el soporte de la madera, no dejan que la madera pierda el color y elimina la vitrificación (escamas) de las películas del mismo. Contiene substancias que impiden la proliferación de hongos y florituras. El barniz al agua para exteriores está sometido a pruebas severas en los laboratorios de los fabricantes según normas UNI EN, resistencia al blocking , resistencia a las gotas de agua, exposición natural, resistencia al envejecimiento acelerado, valutación de la permeabilidad al vapor.

Las ventanas se tratan con barniz al agua, con una aplicación mediante pulverización, asegurando un espesor por capa, aplicada en varias manos.

Las garantías aportadas dan una durabilidad entre 7 y 10 años dependiendo de la orientación de la fachada donde se instale la ventana.