ventanas de madera

Ventanas de madera Euro Canomar
Madrid, uno de nuestros principales clientes, recibe de nuevo las ventanas de madera Euro Canomar. Fabricadas en madera laminada en perfil 92, aseguran el máximo aislamiento térmico y acústico en cualquier situación con la combinación de vídrio adecuada. Una maravilla de la técnica a un precio muy competitivo.

La Fábrica Canomar viaja a la localidad de Rabat para instalar ventanas Euro Canomar 92 de iroko laminado.

Se trata de un palacio en el que priman el aislamiento térmico y la seguridad del mismo y en el que las ventanas Euro Canomar son la opción ideal para estas especificaciones.

El interior de todas las ventanas se ha barnizado en negro, al igual que las puertas de interior, también fabricadas por nosotros, y el exterior en blanco para reflejar mejor los rayos solares.

El Excelentísimo Ayuntamiento de Ibiza ha confiado en La Fábrica Canomar para la renovación total de sus ventanas de madera.

Para este proyecto que verá la luz a lo largo de 2018 los servicios municipales han elegido ventanas Euro Canomar 70 de pino Melix con un vídrio con excelentes prestaciones de aislamiento térmico como es el vídrio inteligente Guardian Sun.

Todas las ventanas incluyen palillería para dividir el vídrio y contraventanas interiores castellanas, réplica de las que existen actualmente.

En La Fábrica Canomar hemos realizado una nueva instalación con éxito.

La céntrica calle de Ferraz, en Madrid, desde hace unos días tiene instaladas ventanas de madera de pino laminado Euro Canomar 70 y vídrio con aislante térmico y acústico.

Como no podía ser menos, se han sustituído las contraventanas existentes por otras nuevas, manteniendo el sistema plegable pero renovando totalmente el aspecto de la vivienda.

La Plaza de España de Cádiz pronto recibirá ventanas de madera Euro Canomar 70 en la rehabilitación de uno de sus edificios emblemáticos.

Desde que en el siglo XVI el arquitecto francés Philibert Delorme, constructor del desaparecido Palacio de las Tullerías, comenzara a utilizar madera laminada para dar acabados curvos se ha venido utilizando ininterrumpidamente pero no fue hasta la primera guerra mundial cuando se incrementó la fabricación y el uso de la madera laminada gracias a la mejora de la tecnología de los adhesivos.Palacio de las Tullerías con madera laminada en su estructura

Canomar muestra algún ejemplo de sus trabajos empezamos con fuerza el 2017 y queremos dar las gracias a todos nuestros clientes y amigos también queremos dar las gracias a todos los que han depositado su confianza en nosotros ,seguimos trabajando en grandes proyectos de diseño realizados en edificios emblemáticos y con mucha ilusión en los grandes proyectos que estamos trabajando ya en este año 2017.

Como podéis ver, el propietario de esta vivienda optó por unas ventanas Euro Canomar 80 con triple vídrio 4/8/4/8/6 Guardian Sun de pino laminado barnizadas en blanco.

El equipo de La Fábrica Canomar se traslada al municipio madrileño de Torrelodones para sustituir las ventanas de la finca Monte el Gasco, un paraje incomparable de 78 hectáreas de Parque Natural.

Nuestro amplio catálogo de ventanas ofrece soluciones de todo tipo para cualquier construcción que se imagine.

En esta ocasión nos desplazamos a la localidad madrileña de San Martín de Valdeiglesias a instalar nuestras ventanas en una casa de madera.

Como podéis observar en las fotografías las ventanas de la parte superior se han fabricado siguiendo las líneas del tejado. Su apertura es abatible superior, accionada mediante motor para poder abrirlas a pesar de no estar accesibles de forma sencilla.

La Muy Ilustre Villa de El Espinar, situado a los pies de la Sierra de Guadarrama, en la provincia de Segovia.

Aunque se supone que habría asentamiento humano en la zona con anterioridad a la entrada de los romanos, el vestigio más antiguo encontrado en la localidad es una punta de lanza datada en el siglo II.

Debido a la antigüedad de la Villa, existen multitud de edificios históricos que se están rehabilitando y es ahí donde La Fábrica Canomar entra en juego.